miércoles, 24 de diciembre de 2008

Feliz Navidad, ¿qué cojones?

Recibo, no sin el estupor que me incita a la crítica, cómo tirios y troyanos me felicitan las "navidades laicas", "navidades paganas" o, incluso "el feliz solsticio de invierno". Si se trata de mensajes que se envían a mil destinatarios, pase, pero que conmigo no cuenten. La Navidad es una cosa y es invariable, cualquier maquillaje se le cae. Y todos, todos, creemos en la misma.

No, amigos, no. No estamos hablando del nacimiento del revolucionario Jesús de Nazaret en un portal en Belén. Nos referimos a Papa Noel color Coca Cola, a los regalos, a las luces y a la programación de la tele para pobres de esta noche y el día siguiente.

Pensamos en ese planeta adherido al nuestro que es el Corte Inglés, industria simbólica que ha moldeado -en algunos casos, para bien- nuestra infancia y ratos de juegos. Recordamos nuestra inocencia al esperar a un tipo gordo de rojo que nos fuera a traer un regalito, que en otro mes del año hubieramos despreciado, por cutre. Recordamos a los familiares a los que no intentamos ver durante el resto del año pero que en Nochebuena se nos antojan necesarios.

Eso, amigos, es la Navidad, ese "espíritu de la Navidad" que los malvados robarán al día siguiente en la programación infantil para ser recuperado, como siempre, al final de la cinta, por los buenos de la película. Y todos nos hemos tragado estas cintas vestidos todavía con el pijama.
Es una sociología moldeada por el consumo pero abducida, a la vez, por las costumbres sociales que se encuentran a gusto cuando se tiene suficiente para repartir. Por tanto: no es solo consumismo: la masa ya se ha rebelado y ha absorbido la dimensión consumista de la Navidad. Navidad es Navidad y el consumo ya es solo una hija de esta noche, Nochebuena.
Al menos, esto es así en el Primer Mundo. Dejémonos de distinciones, de banderas y de colores. Todos venimos del mismo mono, y esa noche pocos cenan solos. Un saludo y Feliz Navidad.

3 comentarios:

Fet dijo...

O lo que sea.

Princesa Caótica Ana dijo...

Feliz Navcidad. Yo tb creo que hay que dejarse de tonterías, es Navidad creas o no un beso!!!

Juan dijo...

Pues yo no creo que sea Navidad, ni creo en la Navidad porque no creo en la natividad de ese personaje del cual se duda hasta de que existió. ¿Me vas a impedir que yo felicite lo que quiera o como quiera? ¿Por qué Feliz Navidad? ¿Por cojones? ¿Que nadie cena solo estos días? ¡Qué equivocado estás!.Para compartir, regalar, cenar o festejar cualquier época del año es buena.