viernes, 26 de diciembre de 2008

La familia


Recuerdo en un seminario la intervención de un avezado compañero en un debate sobre matrimonios homosexuales y adopciones. El defensor de la causa conservadora trataba de argumentar qué tipo de padres podían ser mejores para un niño adoptado: "¿Cuáles lo serían para vosotros?"


- ¡Los que más me quieran!, respondió un asistente.


Cierto es que muchos podrían acusar de demagogo a aquel técnico audiovisual que replicó con tal soltura y sinceridad. Pero a mí me gustó y me convenció.

En unos días se manifestarán en Madrid algunos sacerdotes y grupos de presión con la coartada de que la violación de la "ley natural" engendra poco menos que retrasados mentales. ¿Cuáles son los amigos que más os gustan, los rubios o los morenos?

2 comentarios:

Juan dijo...

Los que más me quieran

Pedro Villena dijo...

Con que no maltraten a los hijos, ya pueden ser gays, lesbianas o chimpancés.