sábado, 18 de julio de 2009

Esta noche salimos


Ayer cayó (y calló) la noche y se apagó el secador del terral malagueño.

Estuve en un bar desconocido por los que solo conocen un tipo de "juerga" y solo la conocen en el casco antiguo. O, peor, en los bares de "la costa". Nido del engaño conyugal más franquista y de los turistas profesionales de la noche más falsa y engañosa. Paso previo para "escandalizarse" en un buen club de alterne, vagón de cola para el que no tiene tanta suerte con el sexo no tan opuesto.

A muchos kilómetros. El bar Emily Oh! es una carpeta forrada, como la que llevábamos al colegio, pero con fotogramas en blanco y negro. Humphrey Bogart o Katharine Hepburn son dos de los cientos de actores de esa superestructura yanki a la que a los que no nos gusta lo impuesto no nos podemos resistir. Es la atmósfera del local.

Aunque sea la misma música que uno puede localizar a través de los cien distribuidores y servidores gratuitos en Internet, se agradece la comprensión, el humo del tabaco a donde no llega Zapatero y un rato tranquilo. Solitario en comunidad.

Por ahora, me vale esto, que no es poco.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Andrés, ¿dónde podemos seguirte ahora? Desde que abandonaste El Plural no sabemos nada de ti.

Saludos de una admiradora.

LLUÏSA

Anónimo dijo...

Ay, Andrés, jugaste a la ruleta rusa fichando por Maleni Álvarez. Yo no digo que sea mala persona, pero, ya era una ministra amortizada por problemática e incómoda. Era cuestión de tiempo que cayera del Consejo de Ministros. Y Pepiño Blanco saca a sus asesores directamente de la Fundación Jaime Vera.

De todas formas, mucha suerte, y espero leer tu tesis algún día.

LLUÏSA

Andrés Villena Oliver dijo...

Hola, Lluïsa. Desde mi salida de EL PLURAL he seguido publicando análisis políticos. Y no tenía pensado alejarme mucho de ellos, pero lógicamente mi colaboración será bastante menos frecuente.

Tenía pensado darle un impulso a este blog, como efectivamente estoy haciendo, pero he colaborado con el digital NUEVA TRIBUNA y posiblemente lo siga haciendo en el futuro.

Un abrazo y muchas gracias.

Lluïsa Adell dijo...

Bueno, en fin, tampoco te preocupes, al fin y al cabo "Quien no arriesga, no gana".

De acorde a tu nueva faceta de asesor de comunicación, me gustaría que escribieras tu opinión acerca de la Fundación Jaime Vera (PSOE) y FAES Formación (PP). ¿Es cierto que son aparatos de propaganda política a lo Goebbels?

Gracias de antemano.

Cuídate,

LLUÏSA

Andrés Villena Oliver dijo...

Las dos tienen finaciación pública, creo. La Jaime Vera, supongo, predica ese pensamiento ligero que le va tan bien a este presidente.

La FAES, sin embargo, es un aparato de estudio y propaganda ultraliberal que se financia con fondos públicos. Una contradicción.

¿Para qué sirven estos think tanks? Normalmente, para lo que dices, y, además, se burocratizan y se convierten en grupos de poder en sí mismos.

Vamos, que tampoco estos salvarán a las ballenas. :)