domingo, 8 de abril de 2012

Noches a las que volveremos

A veces, las mejores noches las conocemos tiempo después de que pasaran.
Un libro puede ser importante en la vida de una persona, pero esta suele llegar a esa conclusión transcurrido mucho tras haberlo leído.
Con el libro lo tenemos fácil, pero aquellas noches que no nos parecieron tan importantes en el momento serán difíciles de revivir. A lo mejor los que nos acompañaron entonces ya no quieren, o no pueden repetir la experiencia.

Estaría bien tener un álbum, o un libro, en el que guardarlas, para reunirnos con ellas. Están por todas partes en nuestra vida.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Debemos estar despiertos para reconocer esos momentos y poder aprovecharlos al máximo. Porque nada se repite, todo pasa y aunque lo intentemos nunca será igual. Los momentos son únicos y jamás se repiten. Ten los ojos bien abiertos la próxima vez...

Anónimo dijo...

ah! sí tenemos un álbum, el mejor de todos, la memoria.

Andrés Villena Oliver dijo...

Todo pasa... Me suena este discurso a una persona conocida... Lástima eso de ser anónimo.

Anónimo dijo...

Andrés me gustaría que escribieras un artículo sobre el debate entre Hollande y Sarkozy.Espero que todo te vaya muy bien.

Un saludo/ Mario M.