miércoles, 20 de junio de 2012

Mis 'locas' aventuras en los EEUU (III)

Aquí lo tenéis en la foto, acompañado -o acompañando, más bien- al presidente negro Barack Obama. Tim McDaniel es, posiblemente, el mejor profesor del mundo. Y he tenido la suerte de asistir a su primera clase en este mega curso ICPSR en la Universidad de Michigan. Conforme van pasando los días, estoy comprobando que esto es la élite de la élite del conocimiento social aplicado. A mí me ha costado mis ahorros, los chinos parece que tienen becas más suculentas. Como para quejarse de nuestro 'Welfare state'...

Lo de McDaniel es la pera. El problema es que lo dice todo en americano, y no siempre se le puede entender. A veces permanezco callado cuando todos ríen ante una broma de este simpático profesor. Las pocas veces que pillo alguna gracia, rompo en carcajadas para demostrar que, al menos, estoy cubriendo el expediente. Comportarse así y hacer amigos, como imagináis, es manifiestamente incompatible.

McDaniel anima mucho las clases de 'Regression Analysis II". A veces, cuando el público está más atento y agitado, es como si fuera a decir "Hey, give me more, give me more!" Pero se limita a decir, cuando va a explicar algún resultado relevante, algo así como "Now here it comes!" El caso es que no es mal profe, y además en su facebook (podéis comprobarlo) aparece dándole la mano a Fidel Castro. Al final va a ser también de la CIA, pero no voy a poder evitar intercambiar puntos de vista con él.

Los chinos siguen proliferando y el indio me ofreció ayer un libro de Marx que rechacé inmediatamente al verlo surtido de sofisticados micrófonos. De todas formas, no hay manera de escapar: hoy he cenado de nuevo con él y el sindicalista, y hemos vuelto a hablar de marxismo. Joseph está muy preocupado por la crisis de los sindicatos americanos, y yo le digo que no se preocupe, porque siempre quedan los españoles. Se ha reído cuando le he dicho que hace treinta años teníamos sindicatos verticales. Es que es una cosa muy graciosa. 

Ya me muevo en bici, pero con dificultades. Hay mucho socavón y, por supuesto, no me termino de orientar, por lo que aún doy muchos rodeos sin ni siquiera aprenderme las direcciones. Pero llego y puedo volver de clase. El regreso es jodido, pues es en cuesta, pero yo me imagino tirando de un pequeño pelotón que se desgrana... Así llego, totalmente encendido, para terminar la parte 'pública' del día.

Por ahora no tengo mucho más que contar, porque llevo un buen rato estudiando. En el resto del mundo se ve que, en resumen, se prepara un plan de insuflar liquidez a la economía española e italiana. Desde EEUU se contempla como una buena opción: es como si Angela estuviera comenzando a rectificar. Los más pesimistas lo analizarán de otro modo. Aquí Obama está haciendo electoralismo con todo tipo de minorías para seguir siendo el que manda después de este otoño y, por lo demás, el clima es bueno, se esperan pocas borrascas y mis palabras se pierden en una bruma que va cesando poco a poco...

Pd. Creo que he inventado un término en español: 'tía buena rubia con miopía'. Dícese de la tía que, cuando no llevas gafas y la ves desde lejos, está muy buena, pero cuyo aspecto empeora notablemente cuando has llegado a su altura. Es parecido a lo de 'por la noche, todos los gatos son pardos'.

No hay comentarios: