miércoles, 26 de febrero de 2014

Señores para los que Chicote es un héroe, Évole un mentiroso y se van a la cama sin saber que la verdad está ahí fuera

-->
“Nos hubiese gustado contar la verdadera historia del 23F. Pero no ha sido posible”
Así terminaba el domingo el documental-ficción “Operación Palace” dirigido por el que muchos cavernarios bautizarían como Jordi Frívole. Las redes sociales ardían durante la emisión y más aún cuando se descubrió el pastel. "¡Mamá, mamá, la tele miente!" "¿Cómo va a ser eso niño? No le habrás dado bien".
Hay gente que no perdona una mentira confesa, pero luego se acomoda en su sofá a deleitarse con programas de telerrealidad, información opinada, publicidad engañosa, santas misas, etc., sin el escepticismo necesario y con el amén del inquietante “así son las cosas y así se las hemos contado”. Por eso yo me pregunto:
¿Cómo hubiese reaccionado la gente si no les dicen que es una ficción? 
 He visto una clasificación de los enfadados, divididos en grupos y no me identifico con ninguno de ellos. Yo me situaría en una nueva categoría: los enfadados con Jordi por decir la verdad de la mentira. 
Al menos esta vez, no nos han mentido.

J. Mena, en colaboración para Molestaresloquecuenta

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo sólo digo que hubiese podido escoger otro tema para hacer audiencia. Ojalá a partir de ahora más gente cuestionara la farsa que fue, con toda probabilidad, el 23-F. Pero me temo que ha provocado exactamente lo contrario. Espero no ser un buen observador de la sociedad española y de su forma de pensar. En fin, que comparto lo que dice J. Mena, pero no comparto el optimismo.

S.

Carlos Flores Cuevas dijo...

Es verdad que el tema elegido igual no ha sido lo más acertado, pero también es cierto que al ser un tema (y una fecha) tan señalada se consiguió ese efecto mediático masivo que de otra manera posiblemente no habría sido posible. Además, está criticando el tema del 23f en concreto, al cual no dejaron acceder a los datos, así que creo que está medio justificada la elección.

Edelmino Pagüero dijo...

Todo lo que haga que nos comamos un poco el coco está bien. Pensad en las miles de horas de fútbol televisado. Lo del 23f es una cosa jodida, pensad que el comienzo del bipartidismo viene de ahí. Hay muchas cosas detrás. Y luego, que La Sexta es parte del Grupo Planeta. Hay mucho que pensar y discutir, pero no creo que eso sea malo. Gracias, señor Mena.